Mi perro tiene miedo a los cohetes, los petardos y demás fuegos artificiales

  • Perro que tiene miedo a los cohetes y los petardos


En este artículo nos vamos a centrar más en el miedo que los perros tienen a los cohetes y los petardos que es lo que algunos peor llevan, pero seguro que tu perro se asusta con facilidad ante cualquier otro ruido como las tormentas, los golpes inesperados, el tráfico, las obrasY los consejos que te vamos a dar sirven para todo, porque en definitiva todos son ruidos.

No sé si te has parado a pensar lo que puede llegar a sentir tu perro cuando oye un petardo. Es algo tan estrepitoso que al oírlo puede llegar a desorientarse entrando en un estado de verdadero pánico que vive como si fuera una amenaza real, de ahí la angustia que le crea y su necesidad de huir buscando a ciegas un refugio. Y si añadimos el olor de las sustancias químicas que desprende la pólvora y la vibración del suelo cuando le explota uno cerca, puede llegar a desarrollar verdadera fobia a los ruidos siendo incapaz de controlarla.

El miedo de los perros a los cohetes, los petardos y demás fuegos artificiales

La Acustofobia y se define como un persistente, anormal e injustificado miedo al ruido. Todos podemos sentir miedo o darnos un tremendo susto cuando oímos un ruido que nos pilla desprevenidos y por sorpresa.

El miedo es un mecanismo de defensa que nos avisa de que algo no va bien y hay que ponerse en marcha. Pero el problema de los petardos y los cohetes es que no se oyen a un ritmo regular y constante, el cual puedas prever y así preparar a tu perro para el susto. Ahora suena uno, luego otro y, cuando más tranquilo está, de pronto otro.

También tenemos que tener en cuenta que es tal la cantidad de petardos y cohetes que explotan al día cuando son fiestas, que no tiene tiempo de bajar los niveles de estrés en su organismo entre uno y otro, por lo que no alcanza el estado de calma en muchos días. De modo que vamos a tomar las debidas precauciones y te voy a dar unos consejos que te van a ayudar.

Perro con miedo a los petardos y los cohetes

¿Cómo quitarle a mi perro el miedo a los cohetes?

Para quitarle el miedo a los cohetes a tu perro, no debes esperar a que explote uno para comenzar a trabajar. Si esto es así, significa que estás trabajando sobre el problema “cuando ya se ha desencadenado” y si tu perro se pone presa del pánico, su capacidad de pensar estará inhibida, su instinto de supervivencia se habrá activado y no estará para atender ni a tus palabras de consuelo, solo querrá buscar un lugar seguro.

Pero debes comenzar a trabajar cuando no pasa nada, para que cuando pase, ya se lo sepa. Por eso hay que ponerse manos a la obra ahora mismo.

* Desensibilización a los ruidos en general

Deberás comenzar una “desensibilización” a los ruidos en general. Porque como he dicho antes no sólo le tiene miedo a los cohetes y los petardos, seguro que se asusta con facilidad ante los ruidos en general y deberás fortalecerlo ante tales eventos. Como plan de choque te propongo que comiences a desensibilizarlo y fortalecerlo ante los ruidos en general.

Si pero… ¿Cómo se hace esto?

* Haz ruidos que normalmente le asusten, no muy fuertes y poco a poco. Cada vez que escuche ese ruido, “inmediatamente” y antes de que se le active el botón del pánico le dices “MUY BIEN” y le pones frente a la nariz, para que la coja, un trozo de salchicha de Frankfurt que seguro que le gusta mucho.
* Le tienes que hacer ver que la consecuencia de oír ese ruido es buena porque le trae algo bueno.
* Si encima ese MUY BIEN se lo dices con tono alegre y la sonrisa en la boca, lo que le transmites es que ese ruido te pone alegre, es decir, que no te da ni un poquito de miedo.
* Conclusión, cada vez que oye ese ruido le cae un trozo de salchicha y tú te alegras…
*** Pues que suene el ruido 🙂

Perro que le tiene miedo a los cohetes escondido

Pero si necesita meterse, por ejemplo bajo la cama porque el pánico se le ha apoderado, no le llames ni le hagas salir, esto agravaría la situación porque él se siente seguro ahí y todo intento de sacarlo, iría en contra de su instinto de supervivencia.

Si tú intervienes intentando darle una explicación, solo estarás incrementando su ansiedad ya que la mayoría de veces, lo harás porque no deja de ladrar y acabarás mimándole para tranquilizarle o riñéndole para que se calle. Entonces solo conseguirás “contagiarle” tu lástima en el primer caso o tu malestar en el segundo.

* Su guarida antinuclear, un transportín

Perro en su transportín su guarida

Si no lo tienes, cómprale un Transportín hoy mismo y haz de él su refugio. Debe ser un lugar en el que tu perro se sienta a salvo de una bomba nuclear y a la vez su lugar de descanso favorito.

* Échale unos trozos de salchicha o galletitas dentro y déjale que disfrute comiendo ahí como un enano. Esta es una buena forma de posivizarlo y convertirlo en su guarida preferida.
* Los primeros días para que le coja “cariño” y que no lo considere como un encierro, deja la puerta abierta o incluso la puedes quitar, no vaya a ser que se tropiece con ella y le coja fobia.
* Le dejas entrar y salir a sus anchas. Que siempre tenga trocitos de sus chuches dentro para que cada vez que pase por ahí, vea que dentro siempre se encuentra con algo bueno.

¿Dónde se refugia tu perro cuando tiene miedo?

Debajo de la cama, de una silla, de la mesa, detrás del sofá… ¿Lo ves? Un lugar pequeño donde sentirse protegido. Verás, tu perro necesita “su lugar seguro” dentro de tu casa. Al positivizarlo como te he dicho le estás proporcionando ese lugar donde descansar, reponerse de los “sustos” que le han dado los cohetes y los petardos, bajar los niveles de estrés y encontrar la calma.

Por todo esto, el transportín es perfecto porque ya tiene sus paredes, su techo y su puerta. La otra opción es una jaula, que ha tiene su puerta pero las paredes y el techo los harás con una sábana o cualquier cosa que te pueda servir para cubrirlo y hacerle su refugio.

* Un período de calma para que encuentre su equilibrio emocional

Con el fin de que su sistema nervioso esté lo más equilibrado posible y su estado emocional también, evita situaciones en las que los nervios se le ponen de punta, para que el próximo “susto” le pille más tranquilo y lo reciba estando menos sensible.

Esto consiste en que evites, en la manera de lo posible por la vida tan ajetreada que llevamos, todo aquello que pueda desestabilizarle: Gritos, riñas innecesarias, lugares estresantes y paseos llenos de descontrol. Es lo que consideramos un “período de calma” en el que nos proponemos controlar el sistema nervioso alterado para normalizarlo.

  • Si el sistema nervioso lo tiene alterado, la probabilidad de que cuando llegue el “susto” lo afronte con más calma se ve reducida.

Respecto a la importancia del período de calma debes saber que, cuando la “amígdala cerebral” toma el control, inhibe la capacidad de razonar y le mantiene en estado de alerta máxima, activando el botón del pánico que lo lleva al secuestro emocional que tanta angustia le crea.

Perro con mucho miedo a los cohetes en la calle

* No lo abandones pero no lo sobre protejas

* Si cuando suena un cohete y te pilla en la calle viene presa del pánico bajo tus pies, perfecto, no podía haber sucedido algo mejor porque no ha salido de estampida.

* Si lo llevas con la correa e intenta huir solo tienes que sujetarlo fuerte para evitar que se te escape, sin movimientos bruscos, no hagas nada distinto a lo que estabas haciendo.

* Mantente en “silencio”, no le digas nada para que no crea que estáis “preocupados por lo mismo”. Esto es ser “un buen referente”. Si tú te muestras tranquilo, él lo verá y será capaz de afrontarlo mejor. En un momento vemos esto de ser un buen referente.

  • No lo abandones pero no lo sobre protejas, porque el miedo no se combate con mimos ni palabras de consuelo y menos todavía con riñas para que se calle o que esté quieto.

* Insisto, si te mantienes en “silencio” y “tranquilo” a su lado, será suficiente para que tu perro se sienta seguro al ver que tú lo estás, entonces confiará en ti.

  • Todo esto es lo mismo que haremos cuando suena un trueno o un ruido inesperado, una moto que pasa por su lado a todo gas o un contenedor que se cierra de golpe.

* Tu perro necesita un buen referente

Verás, tu perro necesita un punto de apoyo y un “buen referente” para saber qué hacer y cómo comportarse ante determinadas situaciones, saber si hay que preocuparse o no ante algo que le inquieta, si puede estar tranquilo o hay que ponerse en marcha porque hay un peligro.

Por eso te observa, si, te observa y mucho, es una esponja que absorbe toda la información que tú le transmites a través de tu actitud ante determinado evento. El solo necesita unas décimas de segundo para hacerte un barrido de arriba abajo y saber cómo te sientes.

Es asombroso el hecho de que la actitud de tu perro está directamente condicionada por tu propia actitud. Tú eres la base de su confianza, la cual ha depositado en ti sin dudar igual que un niño la depositaria en sus padres. Por eso debes ser ese buen referente que le transmite seguridad y tranquilidad cuando más lo necesita.

* Si tú estás tranquilo, él estará tranquilo. Si tú no tienes un motivo por el que preocuparte ¿Por qué lo tiene que tener él?

Autor: Juanjo Andrés Ruiz

Estos artículos también pueden ayudarte a poner bajo control ese miedo que tiene tu perrete:

  1. El estres en los perros
  2. Mi perro tiene miedo en la calle
  3. Y más sobre este tema en nosinmiperro.es

.

1 Ver 7 400 OK



QUIERO ESTAR INFORMADO DE LAS ULTIMAS PUBLICACIONES

APUNTARME AL BOLETIN

Mi perro tiene miedo a los cohetes, los petardos y demás fuegos artificiales
5 (100%) 26 votos
2017-10-19T20:05:11+00:00