Mi perro es muy nervioso ¿Cómo quitarle el nerviosismo?

  • Perro nervioso corriendo en el campo OK 271217

¿Tu perro es muy nervioso? Pero, ¿solo en casa, en la calle o en ambos sitios? Es fácil reconocer un perro nervioso porque no para de hacer cosas, siempre está inquieto, duerme poco, come mal, muerde cosas, destruye lo que se cruza por su camino, ladra mucho, siempre está en modo juego, en estado de alerta… Sí, es fácil reconocerlo, pero lo que no resulta tan fácil es hacer un diagnóstico que nos indique a ciencia cierta por qué está siempre con los nervios de punta.

¿Tu perro ha acabado ya con tu paciencia o está a punto de hacerlo? Siempre he tenido perros pero como este ninguno, este acaba con mi paciencia. ¿Alguna vez te has pillado diciendo esto? Te comprendo, un perro muy nervioso acaba con la paciencia del más tranquilo porque por más que le dices que pare, no hay manera, no para. Qué bueno sería que tuviera un botón de “OFF” o que le pudieras quitar las pilas un rato ¿verdad? De modo que vamos a ver qué podemos hacer para conseguir que tu perro esté más tranquilo sin tener que acabar, ni él amordazado, ni tú con un ataque de nervios.


¿Por qué mi perro es tan nervioso?

Claro, debemos comenzar por aquí, el por qué, de lo contrario, intentando que se calme y se tranquilice, lo más probable es que hagas cosas que tienen como efecto rebote otros síntomas, convirtiéndose en el cuento de nunca acabar en el que estáis nerviosos los dos.

Dependiendo de la carga que tenga el factor genético, de la calidad del aprendizaje que va recibiendo (educación), incluso de las exigencias del entorno (ambientales), tendríamos un por qué u otro y hay que actuar de una manera u otra aunque todas nos lleven al mismo fin, que es tener un perro más tranquilo.

Mi perro es muy nervioso OK 271217

Quiero tener un perro tranquilo y calmado

¿Quieres que tu perro sea más tranquilo y que se comporte de manera más calmada? Así me gusta, al grano. Para que tu perro no esté nervioso constantemente y que no acabe poniéndote a ti, el primero de los muchos consejos que te voy a dar es que pongas “bajo control” todo lo que pasa las 24 horas en su día a día. Evita todo aquello que sea excitante, emocionante, que le de rabia o que le produzca miedo, con el fin de que su sistema nervioso esté más estable.

La influencia del entorno en los perros nerviosos

Como en el aprendizaje la influencia del entorno es lo que más “condiciona” el que tu pero esté siempre en modo “estoy nervioso”, controla el ambiente de tu casa. También debes controlar los lugares por donde lo llevas en la calle a hora del paseo, porque sin duda ambos entornos influyen mucho en su estado de nervios.

En casa pon bajo control los gritos, las conversaciones efusivas, las discusiones familiares, el volumen de la tele… En fin, el ajetreo general de la familia para ayudarle a encontrar el estado de calma, porque es como una esponja que absorbe todo y sin duda le afecta.

Y por supuesto, si hay niños o vienen de visita, estos tienen que colaborar no armando mucho escandalo como carreras o gritos. Tampoco es bueno que tomen al perrete como un peluche que va mareado de brazo en brazo.

Esto no es nada fácil, lo sé, a ver quién es el guapo que consigue que los niños estén quietos si a veces son peores que los perros… Pero tienes que conseguir que se impliquen y colaboren en la educación de tu peludo.


Mi perro se pone muy nervioso en la calle

¿Tu perro se pone muy nervioso en la calle? Es muy fácil que esto le pase porque la calle es un entorno donde hay tantas cosas que le estresan, que no es capaz de controlarse. El tráfico, los ruidos, la gente, los otros perros… Un montón de estímulos, algunos emocionantes y otros excitantes, unos le dan miedo y otros verdadero pánico.

De modo que, en la calle, en la medida de tus posibilidades llévalo por zonas que sean tranquilas y sin tanto follón. Evita el pipicán o las zonas con muchos perros en las horas punta para que no se sobreexcite y sea un suma y sigue en su nivel de nerviosismo cotidiano, que tarde o temprano se convertirá en “estrés crónico”.

Te recomiendo que vuelvas luego aquí para ver este artículo, es un buen complemento donde verás la importancia de tener el estrés a raya: El estrés en los perros. Principal origen de los problemas de conducta.

Perro nervioso y estresado OK 271217

La actividad es divertida, emocionante, excitante…

Todo esto es aprendizaje en el que sin lugar a dudas, las cosas que van sucediendo en el entorno van forjando su manera de ser y de comportarse. Vale pero ¿Qué aprende mi perro? Pues que la actividad es divertida, emocionante, excitante…

Pero cuidado porque la hiperactividad, es decir, un exceso de actividad, puede llegar a ser adictiva y levarlo a estar como está, todo el día inquieto y hecho un manojo de nervios. ¿Me equivoco?

La influencia de la genética en un perro nervioso

Si el factor genético pesa mucho y nos ha salido nerviosete ya de serie 🙁 la hoja de ruta es muy distinta a la que tendríamos si se trata de los condicionamientos en el aprendizaje, es decir, la educación que le vamos dando.

No obstante, el entorno y lo que sucede en él puede influir tanto que no podemos dejarlo de lado. Por eso, si encima de lo que hemos visto añadimos que por genética es un perro que viene con el sistema nervioso alterado, tenemos un problema añadido.


De padres nerviosos hijos nerviosos

Este es un dicho popular bastante acertado porque los genes se transmiten de una generación a otra y no lo podemos remediar. Aunque no siempre tiene por qué ser así, tenemos la excepción que confirma la regla. Pero hay ocasiones en las que, si la cosa está fea, el veterinario te puede recetar algún tranquilizante o ansiolítico que actuará como coadyuvante al trabajo educacional y a seguir las pautas que te estoy dando.

También hay razas de perros más propensas a estar siempre muy activos, son aquellas razas que históricamente han acompañado al hombre como perros de trabajo, como los utilizados para la caza o para el pastoreo en la mayoría de los casos. Esto es genética y lo que le viene de serie en el pack que trae sus “instintos” pero ¿podemos hacer algo para evitar que esté de los nervios en estos casos? Sí, aletargarla. A pesar de que le viene impresa por el código genético, podemos canalizar la energía que tiene que quemar aletargando sus instintos.

Mira, sobre cómo poner bajo control el nerviosismo de tu perro y muchas cosas más que seguro que te van a ayudar, te hablo en mi Libro “Cómo tener un Perro obediente y educado” en el que podrás comprobar que no es tan difícil como crees.

Perro nervioso que juega a lo bruto OK 281217

¿Cómo rebajar el nerviosismo genético de mi perro?

Cuando la energía se acumula y no se quema por algún lado tiene que salir, de lo contrario explotará. Pero al inducirlo a actividades lúdicas que le ayuden a quemar energía, que sean tan satisfactorias o más que aquellas cosas que por instinto le vienen, abrimos su válvula de escape para que vaya soltando presión. Perfecto, uno de sus instintos, tal vez el que más poder tiene es el de buscar alimento. Un ejercicio que te propongo, tanto en casa como en la calle, es el de los rastros lúdicos. Consiste en que cortes trocitos de salchicha o de jamón “muy pequeños” y en gran cantidad y que le hagas un rastro que tiene que seguir buscando a ver dónde está el siguiente trozo.

Mira, te recomiendo que vuelvas también aquí a ver este artículo: ¿Cómo jugar con mi perro para no acabar lleno de bocados y arañazos?

El rastro lúdico en casa

En casa lo harás por “toda la casa”, vas dejando caer los trocitos en línea sorteando las puertas, las esquinas, los pilares, por debajo de la mesa, de las sillas… UFFF me canso solo de pensarlo. De eso se trata, de que se canse, pero de una manera muy controlada. Cuando termine su rastro comprobarás que el nivel de energía y de nerviosismo ha disminuido.

El rastro lúdico en la calle

En la calle lo mismo, pero buscas un lugar que esté aseado y con césped para que, al hundirse, tenga que buscarlos con la nariz. Los trocitos los dejarás caer sorteando los árboles, los setos, las fuentes, los bancos… Y si a todo lo dicho en la lectura añadimos unas buenas rutinas, mejor que mejor, le ayudaremos a saber qué es lo que toca en cada momento, lo haremos más explorador y la incertidumbre dejará de pesarle tanto.


Un perro nervioso sin duda es un perro estresado

El nerviosismo constante no lo lleva a nada bueno. Un perro que siempre está con el sistema nervioso excesivamente activo, tiene alterado el sistema endocrino que no para de segregar hormonas del estrés convirtiéndolo en crónico y acarreando serios problemas de salud.

Mira, sin duda este artículo te puede ayudar también para poner remedio al nerviosismo de tu perro: Las buenas Rutinas en el Adiestramiento de los Perros.

Perro nervioso y con mucho estres OK 281217

Por todo esto, si pones en marcha los consejos que te he dado, incluyendo los artículos que te he recomendado como complemento de este, la calidad de vida de tu perro se verá reconfortada, y la tuya también, claro, porque ya no tendrás que discutir más con él o con ella para que se relaje.

Autor: Juanjo Andrés Ruiz



News 7 OK

2018-08-20T17:16:27+00:00