Mi Cachorro se porta muy mal. ¿Por qué es tan malo?

  • cachorro que se porta muy mal


¿Tu cachorro se porta muy mal? Bueno, es lo que toca con esa fierecilla que está por domar. El perrito que todo el mundo quiere tener es como aquel que sale en los anuncios del papel higiénico jugueteando con él por toda la casa. Lo primero que se valora es su aspecto dulce con aire desenfadado y algo travieso, ya que inspira más ternura que aquel que esta tumbado sin mover una oreja como si lo que pasara por el mundo no fuera con él.



Mi cachorro es muy malo

Es posible que tú también tengas este problema tan común con la educación y el adiestramiento de tu cachorro porque no te obedece, no te hace caso, no acude a tu llamada, te destroza la casa, se orina por todas partes, llora o ladra por la noche y un sin fin de cosas más que no te gustan y que acaban con tu paciencia. Posiblemente ha llegado el día en el que se te apodera y afirmas: Mi cachorro es muy malo. Pero te hago una pregunta… ¿Estás seguro/a?

La llegada del cachorro a casa, uno más en la familia

El día que llega a casa se convierte en el centro de todas las atenciones, todas las miradas, todos los cuidados… Pero él viene de un lugar donde no hay malabaristas que le hagan dar vueltas pasando de un brazo a otro, de una mano a otra, donde no hay voces agudas y estridentes a dos dedos de su oreja que le dicen lo guapo que es.

Posiblemente hayas oido que no es bueno reñirle y que hay que darle premios para que haga las cosas bien y muchas cosas muy acertadas que todos hemos oído alguna vez, pero siempre habrá alguien que te aconseje acerca de cómo educarlo para que NO sea malo, NO muerda las patas de la mesa, NO rompa los almohadones, NO rasgue las cortinas, NO se haga pipi en la alfombra, NO te muerda los pies, es decir, NO… NO… NO… y llega el momento en el que todo es NO.

cachorro que es muy malo

A partir de aquí todo depende de él y “no” encuentra la manera de averiguar que es lo que “SI” puede hacer.

Se enfrenta a la necesidad de tener que desaprender todo lo que hasta ahora le había enseñado su madre y sus hermanos en un mundo de perros y aprender todo lo que se empeñan que haga o no haga en un mundo de humanos.

La que le espera es buena porque ¿Cómo reprimir el impulso natural de investigar lo que hay sobre la mesa?

Pero cuidado, los cachorros crecen a velocidad de vértigo

A medida que va creciendo y ganando en altura el problema se agrava. Ahora llega donde antes no llegaba, hace del sofá su lugar favorito, hace daño con sus mordiscos y sus dientes de leche que parecen alfileres, no quiere parar de jugar, araña las piernas de las visitas, los paseos son una tortura porque no sabe ir en línea recta…

Has tomado todas precauciones. Esta mañana, antes de salir de casa has tomado todas las precauciones y has dejado la casa a prueba de cachorros. Has quitado de su alcance todo aquello que no quieres que rompa.

Comienzas a pensar que lo hace para hacerte la puñeta por dejarle solo y en un nuevo intento desesperado por educarle, le has dado justo un minuto antes de salir de casa, un instrumento de precisión de última generación que si lo hace rodar por el suelo, a veces se encuentra con un trozo de comida y otras con un montón.

Tu cachorro se aburre de estar solo, claro, el aburrimento es muy malo

Pero algo no ha funcionado del todo bien. Hoy ha aparecido otra pata de la mesa mordida, una nueva esquina de la pared rascada, la puerta de la calle totalmente arañada… El aburrimiento es muy malo, la ansiedad por separación de los cachorros peor y ya que ahora llega al sofá… 🙁

No es nada personal, es solo la curiosidad por saber que hay ahí dentro del almohadón que tu no le dejas tocar. Y el instrumento de precisión (KONG) vacio y olvidado en un rincón. Resulta que unos minutos después de habérselo dado, ni vueltas por el suelo ni nada parece que lo hiciera más estimulante que cualquier otro objeto que estuviera a su alcance.

Llegados a este extremo creo que debo recomendarte que vuelvas luego aquí y leas en un momento este artículo, donde verás cómo poner bajo control la ansiedad que le entra cuando está solo: La ansiedad por separación de los perros. Qué es y cómo corregirla

cachorro malo y travieso

Mi cachorro es malo!

Cada día estas más convencido de que tu perrito es malo porque cuando llegas a casa, solo con mirarle a los ojos ya sabes si ha hecho algo malo o no. Parece que poco a poco va aprendiendo que cuando llegas a casa te vas a enfadar con él, seguro que sí. Si te recibe con las orejas agachadas, camina despacio y con el gesto encogido, Bingo ! Una meada te espera en medio del pasillo o tal vez un trozo de sofá. Y le dices –Perro malo!!!

Mira, te puede interesar volver luego a este punto porque te recomiendo también esta publicación: Mi perro destroza la casa cuando se queda solo

En realidad tu perrito no es tan malo

Yo no cesaré en mi esfuerzo hasta convencerte de que no es malo, que solo es “la necesidad que tiene de explorar y de investigar”. Solo son Travesuras y Cachorradas fáciles de evitar tomando las medidas oportunas y poniendo la casa a prueba de Cachorros, igual que lo haríamos con un bebé. Y aunque parece que todos están cortados por el mismo patrón, no hay dos iguales, son como un saco de sorpresas 🙂

Autor: Juanjo Andrés Ruiz

Y en la difícil tarea de educar a tu cachorro, tal vez también te puede interesar saber: ¿Cómo enseñar a mi cachorro a hacer sus necesidades en la calle?
.

Ir al Blog OK 2



¿QUIERES QUE TE INFORMEMOS DE LAS ULTIMAS PUBLICACIONES?

APUNTARME AL BOLETIN



.

Mi Cachorro se porta muy mal. ¿Por qué es tan malo?
5 (100%) 14 votos
2017-12-13T12:32:17+00:00