Las rutinas en el adiestramiento de tu perro son muy importantes porque te ayudan a tenerlo equilibrado en todos los aspectos. No obstante es bueno acostumbrarle a tener experiencias nuevas pues sin duda las aprovechara para vivir distintas situaciones, aprendiendo de ellas y fortaleciendo su capacidad de gestión ante el nerviosismo, el miedo, la ansiedad, el estrés…  Por eso no debes educarlo de manera muy monótona. Ahora explico esto.

Las rutinas Vs. el desorden al adiestrar a los perros

Las buenas rutinas y el desorden que en ellas debe haber deben ir de la mano. Es muy bueno cambiar las zonas de los paseos a diario para que investigue, llevarlo a lugares con gente y perros nuevos para que socialice y ofrecerle pequeños retos para que los resuelva de manera positiva, pero siempre sin excesos, claro. Debes estar atento a sus señales corporales por si la situación le viene grande y hay que sacarlo de ahí, porque el nerviosismo y el estés se le pueden apoderar no siendo capaz de gestionarlo de manera favorable.


¿Pero por qué es bueno cambiar las zonas de paseo de los perros?

Porque imagina que un día vas a la feria y subes a la noria, al pulpo loco y los coches de choque. Al día siguiente vas a la feria y subes a la noria, al pulpo loco y los coches de choque. Al día siguiente vas a la feria y subes a la noria, al pulpo loco y los coches de choque y así todos los días. Resulta que ese momento del día tan importante se ha convertido en pura monotonía.

Si tu Perro huele todos los días el mismo árbol, la misma esquina, va por la misma acera y se encuentra con los mismos perros en el mismo solar o pipican, no le das la oportunidad de explorar nuevos entornos con nuevas personas, nuevos árboles, nuevos perros y llega un día en el que el paseo se convierte en un mero trámite; pipi, caca y a casa, que todo esto ya lo tengo muy visto.

Y si tiene «condicionada» la zona habitual de paseo como algo desagradable, estresante, irritante o que le da miedo, es necesario ayudarle a desconectar de ella y de esas «emociones» tan negativas que tiene cada vez que pasa por ahí. De este modo cuando estás trabajando para modificar un problema con su conducta, la próxima vez que pase por ahí con toda probabilidad verá las cosas desde otra perspectiva, que en la gran mayoría de los casos será buena porque le habrás dado tiempo a soltar lastre y dejar de estar tan «sensible».

Perros socializando con buenas rurinas

¿Es bueno cambiar las Rutinas de los perros cuando los adiestramos?

No, no es bueno. Lo que he explicado antes no quiere decir que debas cambiar sus rutinas. Su hora de paseo, su hora de comer, sus ejercicios de obediencia básica, su rato de juegos contigo etc. deben mantenerse ya que este tipo de rutinas harán un perro más equilibrado emocionalmente.

«Las rutinas son tan importantes para el cómo lo son las buenas costumbres para ti». Una vez que el reloj biológico de tu perro se ha puesto en marcha, le facilitara una vida más tranquila y sosegada porque lo mejor para él es saber qué va a pasar en cada momento.

Pero por otro lado si lo sabe pero se ha convertido en una rutina que le provoca nerviosismo, le irrita o le da miedo, verás como un rato antes de suceder, por ejemplo al ir a salir de paseo, ya se pone en marcha el mecanismo, se le desordena la cabeza, los nervios se le apoderan y comienza la hiperactividad.

Tal vez pienses que es porque está emocionado, puede ser, pero también cabe la posibilidad de que sea porque anticipa la que le espera; ir por ese lugar donde siempre se pone nervioso.


Los condicionamientos en las rutinas de los perros

Por ejemplo, si el paseo lo tiene condicionado con un nivel de excitación alto, un rato antes de salir ya le entra la excitación, ya sea porque le gusta mucho la calle o tal vez porque no le gusta nada.

Esta excitación no es más que hiperactividad camuflada por saber la que le espera. Si sabe que se va a poner nervioso porque siempre va por un sitio donde se pone nervioso, valga la redundancia, ya se pone nervioso solo de pensarlo, es como la pescadilla que se muerde la cola.

El tema de las rutinas por lo importante que es lo desarrollo junto a otros temas que guardan estrecha relación en mi Libro. Sería interesante que le pegaras un vistazo. Mira, está aquí: “Cómo tener un Perro obediente y educado”

Perros con buenas rutinas en el adiestramiento OK 281217

* Si tiene problemas de socialización con otros perros:

Si tiene problemas de socialización con otros perros y habitualmente se encuentra con los mismos, en la misma zona donde siempre se muestra reactivo o agresivo con ellos, ya sale de casa en modo “donde están que me los como”.

Si tienes este problema o para evitar tenerlo el día menos pensado, te puede interesar este artículo: Mi perro le ladra y le gruñe a todos los perros. ¿Qué hago para corregirlo?

* Si se lo pasa genial:

También se puede dar el caso de que se lo pase genial en el parque o descampado porque todos los días disfruta haciendo el burrote con sus amigos y claro, cuando sale… allá que voy, allá que va. Esto tiene su lado bueno y su lado malo, por un lado quema energía y genera endorfinas, lo cual es bueno, lo malo es que luego no hay quien lo enganche del collar para volver a casa. La obediencia se queda en segundo plano en estados de «euforia» y no hay manera de que te haga caso. Este tema también lo trato en mi libro.

Recuerda, pasear con tu perro por sitios nuevos a diario es muy bueno

Me encuentro a muchos perros que no saben pasear sin ir pegando bandazos y todo el rato van tirando de su dueño, esto es debido en la mayoría de los casos a que no se les ha enseñado a hacerlo de la manera correcta. También se da el caso de que otros muchos al encontrarse en un territorio nuevo, una calle nueva, con olores nuevos, con sonidos nuevos, al no estar «habituados» se sienten muy inseguros y todo lo que aparece a su alrededor lo contemplan como algo peligroso porque lo desconocen.


El miedo a lo desconocido no es nada bueno

El miedo a lo desconocido (Neofobia) le crea le mucha hiperactividad, pudiendo llegar a convertirse en verdadera agorafobia (Miedo a los lugares abiertos) aumentando sus niveles de estrés cada vez que sale a la calle, incluso antes como ya he dicho.

Mira, para ampliar más este tema, vuelve luego aquí porque también te puede interesar este artículo: Mi perro tiene miedo en la calle. ¿Cómo le ayudo a superarlo?

Perro con malas rutinas OK 281217

Las rutinas también pueden estar desordenadas

Por todo esto, es bueno desordenar a tu perro en cuanto a los lugares a los que lo llevas y las aventuras a las que lo expones para que aprenda, pero ese desorden tiene que estar ordenado. La hora de la comida, por ejemplo, no debe ser otra cosa más que la hora de la comida.

En la medida de lo posible debe ser siempre la misma, una, dos o tres dosis al día dependiendo de su edad, lo que es del todo recomendable es que no le dejes el comedero lleno y que él vaya comiendo a su aire. La hora del paseo, del aseo y peinado, del juego, de la obediencia… también es muy importante tenerlas ordenadas.

Poner en marcha su relog biológico

Si todas las actividades que se hagan a lo largo del día las tiene mecanizadas en su reloj biológico, nada le pillara por sorpresa y se sentirá mejor. Es decir, las rutinas no hay que olvidarlas, pero no le prives del desorden que le ofrece la maravillosa oportunidad de explorar el mundo, porque esto lo necesita casi más que el aire que respira.

Una buena rutina es la hora del paseo y un buen desorden es que este paseo sea cada vez por un sitio distinto.

Autor: Juanjo Andrés Ruiz