La ansiedad por separación de los perros es un problema bastante frecuente con el que nos encontramos, «es que no quieren estar solos». Cuando no gestionan bien la soledad, les entra la ansiedad y ladran, lloran, orinan, defecan, rascan las puertas, muerden, destrozan cosas que no deben y un sinfín de trastadas perrunas. Todas estas trastadas están atribuidas a la soledad mal llevada, y el síntoma que desencadena es ansiedad en estado puro. Afecta a muchos de ellos causándoles serios trastornos tanto emocionales como físicos y perjudicando su calidad de vida.

Tu perro necesita estar en compañía y no quiere que lo dejes solo

Tal vez te ha traído hasta aquí este problema porque tu perro o tu cachorro necesita de tu compañía y no quiere estar solo, se te hace toda una odisea irte de casa sin saber con lo que te vas a encontrar al volver. Peor todavía cuando le oyes ladrar o llorar cuando te estas yendo o cuando estás llegando. Y si los vecinos se quejan, ¡uf!, qué mal trago. Conozco casos que han terminado con denuncias a la policía procedentes de vecinos “sensibles” a los ladridos de los perros “ajenos”.

¿Qué es la ansiedad por separación de los perros?

La ansiedad por separación de los perros es un proceso en el que se mezclan un montón de factores emocionales y componentes bioquímicos, en los que sin duda el estrés está también muy presente.

El perro al que no se le ha acostumbrado de manera adecuada, no sabe gestionar la soledad, entonces le entra el nerviosismo, tiene miedo, llegando incluso a ataques de pánico cada vez que se siente solo, generando ansiedad en grandes dosis. Tu ausencia la siente como si lo hubieses abandonado y no fueses a volver nunca (él vive en presente), y si el nivel de «híperdependencia» está muy alto, puede llegar a pasarlo fatal.

¡Mi perro no quiere estar solo en casa cuando me voy!

Si tu perro no quiere estar solo, es normal, es un animal gregario y necesita de la compañía de la manada (la familia). El problema viene cuando no gestiona la soledad y le entra la angustia, la desesperación, el desasosiego…, y es entonces cuando la ansiedad se le apodera y las conductas destructivas, las higiénicas o las estereotipadas hacen que se sienta aliviado, entonces las usa como su «válvula de escape».

No para de ladrar o de llorar, de morder los muebles, los marcos de las puertas o las esquinas de las paredes. Tal vez se orina o defeca por la casa, llegando incluso a hacerlo en el sofá o en tu cama si se los has dejado a su alcance.

A lo largo de este artículo encontrarás enlaces a otras publicaciones donde desarrollo y amplío estos problemas para que te ayuden con la solución, ya que es difícil condensarlo todo en un solo artículo.

Perro ansiedad separacion porque esta solo OK 250717

Cuando tiene ansiedad por separación… ¿su estado emocional se ve afectado?

Sí, por supuesto. Cada vez que se queda solo o que intuye que esto va a suceder, su estado emocional sin duda se ve afectado. Su sistema nervioso, que trabaja en conexión directa con su sistema endocrino se ponen en marcha, este último comienza a secretar las hormonas del «estrés», y un montón de procesos bioquímicos comienzan a funcionar por su organismo.

Aparte del malestar general que padece, puede perder el apetito no queriendo comer a no ser que tú estés presente. Los jadeos excesivos, la deambulación constante por toda la casa, los ladridos, los orines o los destrozos forman parte de lo que utiliza como válvula de escape a la presión que tiene por sentirse tan mal.

¿Qué hacer para evitar o prevenir la ansiedad por separación?

Vamos a ver los consejos y las pautas que pueden ayudarte como plan de choque con este problema, que cuando se presenta de forma severa, hay tantas cosas que se pueden hacer y tantas formas de gestionarlas por parte de los perros, que necesitamos abrir varios frentes.

1 Evitar el hiperapego y la hiperdependencia de tu perro es prioritario

Debes actuar cuando estás con él para que cuando no estés ya se lo sepa. Es evidente que cuando te has ido ya no puedes hacer nada, por eso cuando estás en casa es cuando debes trabajar el problema. Lo primero que debes considerar es la cantidad de atenciones, de mimos y de ñoñerías que recibe de ti cuando no toca dárselas.

Una de las cosas más importantes es que no reciba tus atenciones siempre que las «reclama». Lo mejor es que le prestes esas atenciones solo cuando tú lo veas conveniente, será porque se encuentra en un estado emocional aceptable, pero no cuando las «reclame» él porque echa de menos una «dosis» de interacción. Cuando digo «reclamar» me refiero a esos momentos en los que sus «emociones» no están bien, por ejemplo si las «reclama» estando nervioso, desficioso, enfadado, asustado o en plan «hazme mimitos que estoy triste».

📌 Cuando trabajo en las sesiones el problema de la ansiedad por separación de los perros, utilizo las pautas y ejercicios que desarrollo en mi nuevo Libro «Cómo conseguir que mi perro me haga caso«. En la descripción podrás ver los temas que trato.

También te recomiendo mi anterior libro «Cómo tener un Perro obediente y educado» (va por la 4ª edición actualizada). En ellos vas a comprobar que hay muchas cosas que se tienen que tener en cuenta a la hora de tener un perrete equilibrado y con la cabecita bien ordenada.

Los tienes en:
Papel – Kindle
PDF – ePub – MOBI

Perro con ansiedad por separacion porque esta solo en casa

2 Crear unas buenas rutinas

A tu perro le ayuda mucho que en su vida las cosas sean predecibles, por lo que unas buenas rutinas con sus normas le ayudarán a encontrar el equilibrio. La hora del paseo, la hora de comer, la hora de jugar, la hora de hacer ejercicio físico, la hora de descansar… siempre la misma en la medida de lo posible, como con los niños, pero recuerda que no lo es para no caer en la tentación de tratarlo como tal. Es un gran observador, por eso debes tener cuidado con las rutinas que tú rea