La ansiedad por separación de los perros. Qué es y cómo corregirla

  • Perro con la ansiedad por separacion


Un problema bastante frecuente con el que nos encontramos es que los perros, cuando no pueden estar solos porque no lo gestionan bien, ladran, lloran, orinan y muerden cosas que no deben. Afecta a muchos de ellos, causándoles serios trastornos tanto emocionales como físicos y perjudicando su calidad de vida.

¿Qué es la ansiedad por separación de los perros?

La ansiedad por separación de los perros es un proceso en el que se mezclan un montón de factores emocionales y componentes bioquímicos, en los que sin duda el estrés está presente. Los perros a los que no se les ha acostumbrado de manera adecuada no saben gestionar la soledad, entonces les entra el nerviosismo, el miedo, llegando incluso a ataques de pánico cada vez que se sienten solos, generando ansiedad en grandes dosis.

Mi perro no quiere estar solo en casa

Si tu perro no quiere estar solo es normal, es un animal gregario y necesita de la compañía de manada (la familia). El problema viene cuando no gestiona la soledad porque le entra la angustia, la desesperación, el desasosiego y es entonces cuando la ansiedad se le apodera y las conductas destructivas, las higiénicas o las estereotipadas hacen que se sienta aliviado y las usa como su “válvula de escape”.

Entonces es cuando no para de ladrar o de llorar, de morder los muebles, los marcos de las puertas o las esquinas de las paredes. Tal vez se orina o defeca por la casa, llegando incluso a hacerlo en el sofá o en tu cama si se los has dejado a su alcance.

A lo largo de este artículo tienes enlaces a otras publicaciones donde desarrollamos y ampliamos a fondo estos problemas para que te ayuden con la solución, ya que es difícil condensarlo en uno solo.

Perro ansiedad separacion porque esta solo OK 250717

Cuando tiene ansiedad por separación ¿su estado emocional se ve afectado?

Sí, cada vez que se queda solo o que intuye que esto va a suceder su estado emocional se ve afectado. Su sistema nervioso, que trabaja en conexión directa con su sistema endocrino, se ponen en marcha, este último comienza a segregar las hormonas del “estrés” y un montón de procesos bioquímicos comienzan a funcionar por su organismo.

Aparte del malestar general que padece, puede perder el apetito no queriendo comer a no ser que tú estés presente. Los jadeos excesivos, la deambulación constante por toda la casa, los ladridos, los orines o los destrozos forman parte de lo que utiliza como válvula de escape a la presión que tiene por sentirse tan mal.

¿Qué hacer para evitar o prevenir la ansiedad por separación?

Vamos a ver los consejos y las pautas que pueden ayudarte como plan de choque con este problema, que cuando se presenta de forma severa, hay tantas cosas que se pueden hacer y tantas formas de gestionarlas por parte de los perros, que necesitamos abrir varios frentes.

1 Evitar el hiperapego y la hiperdependencia de tu perro es prioritario

Debes actuar cuando estás con él para que cuando no estés ya se lo sepa. Es evidente que cuando te has ido ya no puedes hacer nada, por eso cuando estás en casa es cuando debes trabajar el problema. Lo primero que debes considerar es la cantidad de atenciones, de mimos y de ñoñerías que recibe de ti cuando no toca dárselas.

Una de las cosas más importantes es que no reciba tus atenciones “siempre” que las reclama. Lo mejor es que le prestes esas atenciones cuando tú lo decidas, porque se encuentra en un estado emocional aceptable y no cuando las “reclame” él porque echa de menos una dosis de interacción.

Cuando digo “reclamar” me refiero a esos momentos en los que sus “emociones” no están bien, por ejemplo si las “reclama” estando nervioso, desficioso, enfadado, asustado o en plan “hazme mimitos que estoy triste”.

Perro con ansiedad por separacion porque esta solo en casa

2 Crear unas buenas rutinas

A tu perro le ayuda mucho que en su vida las cosas sean predecibles, por lo que unas buenas rutinas con sus normas le ayudarán a encontrar el equilibrio. La hora del paseo, la hora de comer, la hora de jugar, la hora de hacer ejercicio físico, la hora de descansar… siempre la misma en la medida de lo posible, como con los niños, pero recuerda que no lo es para no caer en la tentación de tratarlo como tal.

Es un gran observador, por eso debes tener cuidado con las rutinas que tú realizas a diario cuando te dispones, por ejemplo, a irte de casa (terminar de desayunar, de vestirte, coger el bolso, las llaves…) No le des pistas, esto puedes hacerlo teniéndolo entretenido mientras las haces con algo que le guste mucho, como su hueso preferido que solo se lo das en ocasiones especiales, invitándole a entrar en ese lugar que es exclusivo para él y donde se sienta seguro, como la cocina (un lugar muy sufrido de la casa) o una habitación donde coma, beba y duerma, en la que tenga su “transportín”.

Por cierto, no debería dormir en tu habitación para evitar el tema de la hiperdependencia y ayudarle a gestionar el miedo a estar solo.

3 Al entrar y salir de casa sin alegrías ni tristezas

Tienes que conseguir que tus entradas y salidas de casa sean lo más neutras que puedas y sin emociones involucradas en ellas, sin alegrías y fiestas al llegar ni despedidas y tristezas al irte. Que tus salidas prolongadas no sean tan “predecibles” practicando a distintas horas y haciendo simulacros. Comenzarás haciendo los rituales habituales como si te fueras a ir pero sin llegar a hacerlo, para que no siempre que te vea, por ejemplo, poniéndote los zapatos y cogiendo las llaves, signifique que te vas.

Poco a poco vas haciendo salidas cada vez más prolongadas con la estrategia del “AHORA VENGO” como he dicho antes.

Esto puede parecer imposible porque cuando tenemos que ir a trabajar lo tenemos que hacer si o si y tu perrete se tiene que quedar solo sin que haya nada que lo remedie. No te preocupe porque es evidente que la desensibilización a la soledad hay que hacerla poco a poco y de una manera u otra estas pautas al final dan resultados.

4 Hazle una guarida donde poder refugiarse con un transportín

Transportin para que un perro no tenga ansiedad por separacion OK copy

Cómprale un transportín en el que quepa de manera holgada que utilizarás también en casa. Digo esto porque el concepto transportín está asociado a encerrarlo para llevarlo en el coche o en el avión. Un transportín con “puerta” es lo más práctico porque lo puedes convertir en su refugio tanto si estás en casa como si te vas de excursión a un hotel, porque esa será su “guarida antinuclear” y ese lugar donde descansar y sentirse seguro.

4.1 ¿Cómo debes positivizar el transportín?

Lo positivizarás durante unos cuantos días varias veces y a distintas horas, dejando “la puerta abierta” y tirándole dentro unos trocitos de comida o de sus chuches preferidas mientras le dices: “MIRA, BUSCA BUSCA BUSCA” para que entre a buscarlos y que vea que ahí dentro todo lo que sucede es bueno. Cuantas más veces lo hagas, mejor. También puedes introducir su cuna o almohadón preferido, su hueso y su juguete para que lo reconozca como suyo y se sienta a gusto ahí dentro.

Una vez que entre y salga sin reparo alguno querrá decir que le gusta la idea de que ese es su “refugio”. Entonces, cuando necesites tenerlo bajo control, no tendrás ningún reparo en dejarlo dentro con la puerta cerrada para que esté tranquilo todo el tiempo que lo necesites. El uso del transportín es una de las pautas que cuando estamos trabajando la ansiedad por separación no podemos dejar de lado, porque ayudar, ayuda. Mira, aquí tienes los transportines que sin duda te recomiendo:

1 TRP 2 OK


5 Que tu perro no te siga por toda la casa

Debes evitar que te siga por la casa para que sea capaz de perder el contacto visual contigo y que deje de tenerte “bajo control”, que comience a gestionar el ver como desapareces y que se le meta en la cabeza que “vas a volver”, que solo tiene que esperar. Como he dicho en el punto 1, esto es para trabajar el hiperapego y la hiperdependencia.

Lo harás así: En cualquier momento del día y cuantas más veces mejor, sales de la habitación, del comedor, de la cocina, es decir, de ese lugar donde lo vas a dejar y en el momento en el que sales le tiras muchos trocitos de chuches perrunas por el suelo, o mejor incluso dentro de su transportín (su guarida). Cuando estás cerrando la puerta o la barrera (ahora hablamos de esto) le dices “BUSCA BUSCA” que “AHORA VENGO”. Claro, como siempre vuelves, él solo tiene que esperar a que vuelvas. Poco a poco sales más rato cada vez para ir acostumbrándolo a esperar a que vuelvas. Cuando vayas a salir de casa, si este ejercicio lo has hecho muchas veces, ya se lo sabrá, ya sabrá que vas a volver y solo tiene que esperar.

Barrera para Perros que se orinan en casa OK copy

Y si en lugar de cerrar la puerta en sus narices le pones una barrera de esas que utilizamos para tener bajo control a los bebes, mejor.

Con la barrera evitarás que se encuentre con la puerta en sus narices y que le entre el pánico al verse encerrado tras una puerta. Además el BUSCA BUSCA que AHORA VENGO puedes hacerlo por encima de la barrera y el impacto es menor, ayudándole a gestionarlo mejor. Debes empezar por aquí, es decir, que no te siga por toda la casa para quitarle la necesidad de tenerte” bajo control”. Mira, aquí están las barreras que te recomiendo para tu peludo:

1 BARR 2 OK

Ten en cuenta que cuando tu perro más te tiene cuando estás, más te necesita cuando no estás. (Esta frase se la oí decir por primera vez a Santi, de Mas que guau) De modo que tienes que trabajar tus “desapariciones” y cualquier momento del día es bueno para hacerlo.

Seguro que también te puede interesar: Mi Perro se mea en casa, en la cama, en el sofá…

¿Puede ser que mi perro está aburrido?

Muchas veces un perro que rompe cosas o que no para de ladrar puede confundirse con el que está aburrido, porque es evidente que son muchas horas las que está solo. Esto es más propio de los perros jóvenes y los cachorros aunque en adultos también se presenta más de lo que sería de esperar. Pero con un análisis de su comportamiento y de la cantidad de interacción que tienes con él mientras te tiene a su alcance, es fácil ver que no se trata de esto sino de conductas propias de la gestión de la soledad, provocadas sin duda por un desequilibrio emocional.

Mira, tal vez tengas este problema: Mi perro destroza la casa cuando se queda solo

No todos los perros evolucionan de la misma manera

Y aunque estos consejos pueden serte muy útiles, debes saber que no todos los perros evolucionan de la misma manera. En función de cómo gestiona el estrés, el nivel de hiperdependencia e hiperapego que tiene o cuál es su estado emocional, el tratamiento puede no ser el mismo, lo que con uno funciona, con otro no. Pero como “plan de choque” si sigues estos consejos que te he dado, los demás artículos recomendados y otros muchos que encontrarás en el Blog, pueden ayudarte. Muchas Gracias.

Autor: Juanjo Andrés Ruiz.
.

1 Ver 7 400 OK



QUIERO ESTAR INFORMADO DE LAS ULTIMAS PUBLICACIONES

APUNTARME AL BOLETIN

La ansiedad por separación de los perros. Qué es y cómo corregirla
4.8 (96.47%) 51 votos
2017-10-20T19:11:37+00:00