El estrés es el origen de la mayoría de problemas de conducta de los perros. ¿Pero los perros también tienen estrés? Seguro que más de una vez te has hecho esta pregunta porque claro, no tienen hipotecas y recibos que pagar, un trabajo que mantener, no tienen que buscar aparcamiento y ese montón de cosas humanas que no van con ellos.

Pues bien, la respuesta a esta pregunta es si, lo tienen y mucho. Son muchos los estímulos, tanto buenos como malos, con los que se encuentra a diario que tienen los nervios de punta constantemente. ¿Tu perro tiene estrés? Es más que probable que muchos perros tengan algún problema de salud, ya que cada vez que un «pico de estrés» se presenta, libera cientos de procesos bioquímicos en el organismo que sin duda lo desequilibran y acaban pasándole factura.

Pero… ¿Qué es el estrés de los perros?

El Estrés es un mecanismo fisiológico que el organismo de los perros utiliza para hacer frente a una exigencia del entorno, una amenaza, un cambio o una dificultad, poniendo en marcha la maquinaria que le aporta un extra de energía cuando más se necesita y preparar el cuerpo para la acción. Podríamos considerarlo una estrategia que utilizan para recibir un chute hormonal cuando más necesario es.

Las hormonas del estrés en los perros

Las hormonas del estrés que más se disparan a través de su sistema endocrino cuando hay un «pico» son la adrenalina, la noradrenalina, el cortisol, y también grandes dosis de endorfinas que inhiben el dolor. Un pico de estrés se genera, ya sea porque están jugando y quieren disfrutar, porque sienten miedo y necesitan huir, porque tienen ansiedad y necesitan controlarla o porque sienten rabia y hay que atacar. Incluso cuando están aprendiendo necesitan del estrés porque este también se encarga de la actividad cerebral. El sistema nervioso le dice al sistema endocrino: «ponte a secretar hormonas del estrés, que estamos muy nerviosos», es entonces cuando hay un «pico de estrés».

Cada vez que un «pico de estrés» se presenta, invade el organismo de tu perro con un bombardeo bioquímico, este tarda varios días en liberarse, entre 3 y 6 días según la capacidad de gestión de cada perro, y si esto sucede a diario no le das tiempo y el nivel de las hormonas del estrés siempre esta alto, es decir, en niveles nocivos.

📌 De este asunto te hablo en mis libros, luego te hablo de ellos.

perro que tiene estres y bosteza OK-280717

El Eustrés y el Distrés

Entonces el estrés bueno, «eustrés«, tan necesario para cualquier actividad cotidiana se convierte en malo, este es el «distrés«. Es cuando se considera el «estrés crónico» con las consecuencias que esto conlleva para su bienestar. La irritabilidad, la angustia, el miedo, la hiperactividad o la agresividad forman parte de algo cotidiano en su vida, tenéndolo más sensible a todo y con un estado de sufrimiento constante. Como ves esto no es nada bueno para él y tienes que tomar medidas.

¿Cuales son los síntomas del estrés en los perros?

Para saber si tu perro tiene alto el estrés, debes prestar atención a los síntomas y la manera de manifestarlo, que es con conductas propias del desorden tanto emocional como bioquímico. Bostezar a menudo, rascarse de manera impulsiva, sacudirse de manera frecuente, olisquear el suelo impulsivamente, estar en estado de alerta constante, sentir miedo sin motivo aparente.

Ladrar en exceso, orinarse en casa, lamerse o mordisquearse de manera compulsiva, perseguirse la cola, perdida de mucho pelo, destrozar cosas. Conductas agresivas, reactividad, ladrar a otros perros sin motivo, beber mucha agua de manera impulsiva, perdida de concentración y de atención, hiperactividad y desorden general.

Abalanzarse ladrando a las bicicletas, a las motos, a la gente (estas podemos sin problema añadirlas a la lista). Pasear a trompicones y dando bandazos (estas también). La lista de síntomas sería interminable, pero estas que enumerado son las más frecuentes. Como estás viendo el estrés está muy presente en el día a día de tu peludo.

Motivos por los que un perro padece de estrés

Ya hemos visto los síntomas, pero ahora vamos a ver las causas, es decir, donde está el origen. Son muchos los motivos por los que un perro tiene estrés diario y cotidiano, convirtiéndose en crónico si no se toman las medidas oportunas. Por cierto, si tienes problemas de destrozos en casa porque tu perro no gestiona el estrés de manera adecuada, vuelve luego aquí a ver este artículo que te puede ayudar:

Mi perro destroza la casa cuando se queda solo. Por qué y qué hacer

1 – La calle genera mucho estrés durante el paseo

Si, en la calle se generan grandes dosis de estrés, ya sea durante el paseo, en el pipicán, en el parque o en el descampado. Los ruidos, la gente, los otros perros… Tenemos como consecuencia un perro hiperactivo, con miedo, con problemas de reactividad o agresividad y un largo etcétera.

2 – El juego le revoluciona y le pone como una moto

De pronto le ponemos la correa y… ¡al parque…!, ¡a jugar…!, es su lugar favorito. Allí le esperan sus amigos con los que juega y se divierte tanto. Pero cuidado, si la excitación por el juego es tan alta que le da un chute cada vez y las hormonas del estrés se disparan, puede llegar a ser nocivo al suceder a diario, cosa muy frecuente en los pipicanes, donde raro es el día en el que no hay un conflicto.

📌 Mira, como el tema del estrés para desarrollarlo a fondo tiene tela, de él y de otros muchos que guardan una relación muy estrecha te hablo en mi Libro «Cómo tener un Perro obediente y educado«.

También guarda mucha relación con los temas desarrollados en mi nuevo libro «Cómo conseguir que mi perro me haga caso«, porque es de suma importancia poner bajo control muchas más cosas de las que crees para que tu peludo se comporte de manera equilibrada «y sin estrés».

Los tienes en:
Papel – Kindle
PDF – ePub – MOBI