¿Cómo aprenden los Perros? El aprendizaje asociativo.

  • Cachorro que aprende por asociacion


El aprendizaje de los perros consiste, fundamentalmente, en que las cosas que hacen tienen unas consecuencias y estas son las que les dan la información que necesitan para determinar si algo es bueno o malo. Esto es Aprendizaje Asociativo. El afán de aprender de tu perro lo lleva a no parar de averiguar lo que son las cosas, las huele, las chupa, las muerde… Sin lugar a dudas necesita explorar lo que hay en el entorno para integrarse en él, más que curiosidad, es necesidad.



¿Cómo aprenden los Perros?

Teniendo en cuenta que los perros aprenden por asociación, su proceso de aprendizaje implica que cada cosa que hacen o que sucede en el entorno queda asociada a una “consecuencia”. Si la consecuencia es buena, esta queda asociada como algo bueno, si la consecuencia es mala, es evidente que como mala. Parece así de simple ¿verdad?, pues no lo es, en el aprendizaje asociativo están implicadas muchas cosas como las emociones o las experiencias.

Tú eres el principal referente de tu perro

Pero tú, como principal referente de él, eres quien tantas veces le ayuda y le da la información de lo que es bueno o malo, de lo que da miedo o de lo que es peligroso. Es decir, eres tú quien le ayuda de manera directa a interpretar lo que sucede a través de tu aprobación o desaprobación, a través de las recompensas o de las riñas que recibe. También de cómo reacciones ante algo que está sucediendo, porque debes saber que te observa más de lo que crees y como tú reacciones acabará haciéndolo él.

Cada conducta tiene su consecuencia en el proceso de aprendizaje

Una necesidad y quizás la más importante que tiene es estar en contacto directo contigo, necesita de tu compañía, de tus atenciones y si no se las das utiliza todo su arsenal de estrategias con tal de conseguir, por asociación, que le hagas caso de una vez.

Por ejemplo cada vez que ladra qué aprende, que ladrando le prestas tu atención porque le haces callar, es decir, la consecuencia es que le haces caso.

Cada vez que le dejas encerrado y rasca la puerta qué aprende, que rascando la puerta le prestas atención porque para que no la destroce le abres, entonces le haces caso.

Cada vez que salta sobre ti para que le saludes qué aprende, que haciéndolo le prestas atención porque le empujas hacia abajo y le gritas para que no te clave las uñas, es decir, le haces caso. La consecuencia siempre es la misma, lo que aprende es que al final le haces caso y eso es lo que quiere, que le hagas caso aunque sea recibiéndo una riña, no importa, no hay dolor.

Perro que aprende que estirando se llega OK 031117

Si estiro llego y cuanto más estiro, antes llego

Otro ejemplo muy habitual de cómo aprenden los perros es que si van atados de la correa y quieren llegar a algún sitio como un árbol, una esquina, otro perro… cuando hacen fuerza tirando de su dueño llegan y que cuanta más fuerza hacen, antes llegan.

Este es un “refuerzo oculto” en toda regla, porque cada vez que se lo proponen lo consiguen de una manera u otra, no importa la fuerza que tengan que hacer, no importa los tirones de correa que reciban, lo importante es que llegan. ¿Qué aprenden? que la consecuencia de dejarse el cuello en el intento ha valido la pena porque al final, siempre llegan.

La interpretación de lo que sucede en el entorno

Pero como debemos tener muy en cuenta que cada vez que recibe una regañina esta queda asociada de manera directa a lo que estaba haciendo, si tú consideras que es malo como por ejemplo llevarte a rastras, lo asociará con algo malo porque ve que tú te enfadas. Pero cuidado, porque muchas veces sucede que si era bueno lamentablemente también lo hará, por lo que a menudo algo bueno queda interpretado como algo malo. Ahora lo explico:

Mira, Te puede interesar volver luego aquí a ver este artículo que seguro que te resultará interesante: Cómo sabe mi perro que ha hecho algo malo?

Tu perro aprende a socializar con otros perros, pero con tu ayuda.

Es decir, un ejemplo de lo dicho hace un momento, podría ser cuando se acerca a otro perro de manera impetuosa o impulsiva porque quiere saludarlo e interactuar con él, muy frecuente en cachorros y perros jóvenes juguetones y llenos de vitalidad, si tú le das un tirón de la correa hacia atrás y le riñes para que no sea tan impulsivo con el clásico TSSS, la asociación que día a día va creando es que los perros son malos porque cada vez que se quiere acercar a uno tan contento, ve que tú le riñes y te enfadas.

Entonces algo bueno como es que socialice le ayudas a asociarlo con una consecuencia mala “porque tu te enfadas”.

Perros que aprenden a socializar

Y lamentablemente también sucede a menudo con los niños porque lógicamente tienes miedo a que les haga daño. Si te enfadas con él, no querrá que se le acerquen y les ladrará o les gruñirá para que se alejen ya que esta será la única forma de que “tú no te enfades”.

Las consecuencias de lo que sucede

De estos ejemplos y otros muchos que pudiera explicar vienen los problemas de socialización de los perros y muchas veces son catalogados como anti sociales o agresivos, cuando en realidad solo querían ser sociales y hacer amigos, pero interpretaron mal nuestros enfados porque no les ayudamos a hacerlo de la manera adecuada.

Como ves “las consecuencias” de lo que sucede son las que determinan que las asociaciones que día a día va creando sean las correctas. Por todo esto, si les ayudamos a que aprendan a hacer las cosas bien, no tendremos que limitarnos a reñirles cuando hacen algo mal, asi todo lo que tan nerviosos les pone o que tanto les irrita, que deje de hacerlo.

También te puede interesar este artículo que guanda mucha relación con lo que estoy explicando: Mi perro le ladra y le gruñe a todos los perros. ¿Qué hago para corregirlo?

Tú eres el principal referente de tu perro/a

Tú eres su principal referente y quien le ayuda a interpretar lo que sucede para que lo asocie con sus consecuencias, buenas o malas. Pero recuerda que la importancia de tu implicación en su educación es vital para ayudarle en el proceso de aprendizaje. Si tu perro necesita un cambio de interpretación de lo que pasa a su alrededor para que se comporte como a tí te gusta, tanto en casa como en la calle, no hay nada como ayudarle a aprender. Merece la pena un tiempo de esfuerzo ¿no crees?. Serán muchos años los que podrás disfrutar viendo lo rápido que aprende las cosas buenas y “desaprende” las malas.

Para saber más acerca de cómo aprende tu perro y cómo puedes enseñarle, tal vez también te interese: El Refuerzo Positivo en el Adiestramiento Canino

Autor: Juanjo Andrés Ruiz



¿QUIERES QUE TE INFORMEMOS DE LAS ULTIMAS PUBLICACIONES?

APUNTARME AL BOLETIN



¿Cómo aprenden los Perros? El aprendizaje asociativo.
5 (99.05%) 21 votos
2017-12-13T12:41:32+00:00